Contra los Mesías (3ª parte)

(viene de http://www.studiahumanitatis.es/contra-los-mesias-2a-parte/)

Pero todavía era pronto para que los esfuerzos de Yohanan ben Zakkai diesen fruto. Además de los importantes disturbios protagonizados por diversas comunidades judías de la diáspora en los años 115-117, aún habría de producirse una segunda gran revuelta en Judea, que tendría además un carácter decididamente mesiánico: la rebelión de Bar Kojba o Segunda Guerra Judeo-Romana de los años 132-135. Así, Simón bar Koseba, renombrado como bar Kojba (“hijo de la estrella”, en referencia a la “estrella de Jacob” de Números 24:17, entendida como signo mesiánico), fue proclamado Mesías y protagonizó un alzamiento de gran calado que llegó a establecer un gobierno judío independiente de Roma durante unos 2 años y medio. Pero, una vez más, Yahveh no abrió los cielos para enviar legiones celestiales que aplastasen al ejército romano, y pese a una resistencia tenaz y mucho mejor organizada que la de la Gran Revuelta Judía, en el año 135 las tropas imperiales derrotaron definitivamente a los sublevados. El emperador Adriano pondría fin a la tradicional política de tolerancia hacia los judíos (ya Trajano había dado los primeros pasos en esa dirección como consecuencia de las revueltas de 115-117), aboliendo las leyes que les garantizaban un tratamiento diferenciado y decretando diversas medidas asimilacionistas. Más aún, sobre la ciudad sagrada de Jerusalén, completamente arrasada, se edificó una colonia puramente romana, Aelia Capitolina, a la que se prohibió el acceso a los judíos. En el solar donde se había alzado el antiguo Templo se edificó un santuario de Júpiter, y la propia provincia de Judea perdió su nombre y pasó a llamarse Palestina en honor del ancestral enemigo del pueblo hebreo: los filisteos. En contra del tópico, los romanos jamás decretaron la expulsión colectiva de los judíos de Palestina, pero las destrucciones, ejecuciones y esclavizaciones que tuvieron lugar durante la represión contra la revuelta, así como la política de asentamiento de poblaciones foráneas en la región, minaron el arraigo del judaísmo en la Tierra Prometida y debilitaron profundamente su carácter de religión “nacional”. Es precisamente en el contexto de estas rebeliones de los siglos I-II cuando parecen haber desaparecido las comunidades nativas de seguidores de Jesús en Judea, dejando definitivamente el camino libre a las interpretaciones del cristianismo que defendían los grupos helenizados de la diáspora.

Continue reading

Posted in Historia Antigua, Historia de las Religiones. Tagged with , .

Contra los Mesías (2ª parte)

(viene de http://www.studiahumanitatis.es/contra-los-mesias-1a-parte/)

Los discípulos de Jesús, derrotados, dispersos y avergonzados, tuvieron que enfrentarse al estupor y decepción de comprobar que su líder había fracasado y que sus promesas carecían de valor. ¿Acaso habían sido engañados por un falso profeta? ¿Habían seguido a otro de esos charlatanes, supuestos Mesías a los que los romanos ejecutaban periódicamente? O quizá… Quizá habían interpretado mal sus enseñanzas, y sólo su ignorancia les hacía ver una derrota allí donde necesariamente tenía que haber una victoria. De este modo se abrió el camino para la reinvención del mensaje de Jesús, y el mundo del judaísmo comenzó a dar los primeros pasos que lo apartaban del clima mesiánico (conviene recordar que todavía en este momento los seguidores de Jesús conforman una pequeña secta dentro del judaísmo, sujeta a las normas y prácticas tradicionales, no una religión nueva). No tardaron en dar con la fórmula genial que les permitiría seguir venerando el recuerdo del maestro: sin duda, confundidos por la inercia de las convicciones tradicionales, habían creído que les anunciaba la inminente venida del reino de Dios, y no habían sabido ver que en realidad les estaba revelando que el Mesías había venido para expiar los pecados del mundo con su muerte, seguida de su resurrección triunfal. Así pues, el acto fundamental de redención mesiánica ya había tenido lugar. Claro que una idea tan radicalmente novedosa tendría que ser asimilada lentamente, y todavía durante un siglo los seguidores de Jesús esperarían su segunda venida como algo inminente, entendida como un fenómeno sobrenatural que habría de traer, ahora sí, la instauración definitiva del reino de Dios. Todavía a finales del siglo I el Apocalipsis de Juan es testimonio de este estado de ánimo.

Continue reading

Posted in Historia Antigua, Historia de las Religiones. Tagged with , , .

Contra los Mesías (1ª parte)

A pesar de la batalla de Kursk, del Plan Marshall y de décadas de intelectuales comprometidos, en Europa nunca hemos dejado de ser entrañablemente fascistas. Un indicio escalofriante es el vigor que el antijudaísmo ha mantenido todos estos años – utilizando a menudo los crímenes de Estado israelíes como mecanismo de legitimación, consciente o inconsciente –, con hitos siniestros como ese baile infame que reúne cada año a la ultraderecha europea en el palacio imperial de Viena y que en 2012 se celebró precisamente el 27 de enero, fecha en que se conmemora a las víctimas del Holocausto. Todavía en 2011 una encuesta realizada en España revelaba que el 58,4% de los consultados creía que “los judíos tienen mucho poder porque controlan la economía y los medios de comunicación”, como si se hubieran atiborrado a conciencia de viejos documentales de Goebbels el Cojo.

Anuncio de la exposición El judío y Francia (París, 1941-1942)

Organizada por el Institut d’Étude des Questions Juives con el patrocinio de las autoridades alemanas de ocupación

Fuente: Holocaust Chronicle

Y es una pena, porque el judaísmo ha hecho aportaciones de enorme interés. Una de las menos reconocidas es haber sido capaz de sobreponerse a una terrible fiebre mesiánica que infestó la Judea de los siglos I-II d.C. y que en un contexto cultural tan rico, tolerante y diverso como era el Mediterráneo helenístico-romano podría haber alumbrado una de esas formas fanáticas y criminales de religión que constituyen la escoria del pensamiento humano, cuya manifestación más clara en nuestra época es el yihadismo.

Continue reading

Posted in Historia Antigua, Historia de las Religiones, Historia Medieval. Tagged with , , .

Ceniza en la manga de un viejo

Ceniza en la manga de un viejo es, además de un verso de Eliot, el título de la novela que Cunqueiro escribió y le perdieron, o soñó pero jamás llegó a escribir. Cuando en 1978 anunciaba su inminente publicación al final de una entrevista en el programa A Fondo (podéis verla aquí), decía que “ceniza en la manga de un viejo es todo lo que queda de la vida cuando la vida va a terminar“. Se refería, por supuesto, a ese último patrimonio que son los recuerdos y los sueños, cada vez más difíciles de distinguir a medida que pasan los años.

Por una de esas ironías de la Historia que habría sido muy del agrado del maestro gallego, cuando más de dos milenios antes, y en el otro extremo de Europa, Aristóteles se encontraba precisamente al final de su vida, ya en el exilio, parece haber incluido en una de sus cartas una confesión en la que uno cree reconocer ecos cunqueirianos: “cuanto más solitario y aislado estoy, más me he vuelto un amante de los mitos” (Fr. 668, Rose). En un gesto inesperado de rara intimidad, el filósofo se sacude la manga y arroja ceniza de viejas historias. Continue reading

Posted in Historia Antigua, Historia de Europa, Historia de las Religiones, Literatura. Tagged with , , , , .

La revolución de la infantería medieval

Pensar la guerra en la Edad Media significa algo más que dos ejércitos enfrentados por cualquier disputa dirigiéndose al estruendo de un choque frontal, con exaltadas cargas imparables y con el ensordecedor ruido de cientos de hombres desamparados en el caos de una línea de guerra indefinida. Una reflexión que expuso el funcionario francés Pierre Dubois a Felipe IV el Hermoso a inicios del siglo XIV. La observación venía a conjugar dos ideas básicas: las diplomacias eran poco efectivas debido a sus insuficientes recursos, y la forma de hacer la guerra tradicional, como era el caso de la batalla a campo abierto y el asedio, no ponían solución a los encontronazos con rebeldes u otros enemigos y eran un auténtico agravio para las arcas del monarca. Dubois exponía en el año 1300 mediante su Doctrina Sobre Expediciones con Éxito y las Guerras Breves, que ninguna nación era capaz de enfrentarse a la caballería de Francia, donde en ese momento era la más feroz y efectiva, y además, criticaba toda acción que llevase en un conflicto bélico al asedio de un castillo o fortaleza. Continue reading

Posted in Historia Medieval.

Palomares: una desinformación de la Guerra Fría

La Guerra Fría fue el conflicto que enfrentó a dos bloques políticos antagónicos (EE.UU y la URSS) bajo una masiva virulencia oral sustentada en una recurrente visión catastrofista de la guerra. Los frentes no fueron estáticos al superarse la concepción de la guerra tradicional que años atrás destruyó Europa, y con la globalización de los intereses geo-estratégicos y político-económicos de cada bloque, se instauró un nuevo período caracterizado por la carrera armamentística, la guerra atómica y la amenaza continua de destrucción inminente. Desde la explosión nuclear de Nagasaki e Hiroshima, la mayoría de potencias occidentales desarrollaron la bomba atómica en la década de los 60 pero, ¿qué diríais de la España franquista? ¿qué papel jugó en la Guerra Fría? Pese al aislacionismo internacional por parte de la comunidad “democrática” europea, algunos países sirvieron de enclaves estratégicos de primer orden para el desarrollo de operaciones exteriores del bloque capitalista, pero también, estos lugares fueron señalados como objetivos militares por parte del bloque soviético a causa de su condición de estacionamiento nuclear. Continue reading

Posted in Historia Contemporánea. Tagged with , , , .

El Toisón de Oro y la Corona de Aragón

Ahora que el Toisón de Oro vuelve a estar de moda por cuestiones tan naífs (un cumpleaños, una joven princesa heredera y un reportaje fotográfico en el ¡Hola!) que darían para una estupenda comedia romántica juvenil, quizás merezca la pena retomar algunas cosas que escribí hace años sobre las primeras andaduras del Toisón en la Península Ibérica (y que si queréis podéis recuperar a través de este enlace al artículo original, que además podéis descargar en pdf).

Ideal para ir al cole

 

Como a estas alturas sabrá casi todo el mundo (pocas cosas mueven más interés que la prensa rosa) la Orden del Toisón de Oro nació a finales del año 1429 en Borgoña, con motivo del matrimonio entre Felipe el Bueno e Isabel de Portugal y se materializó oficialmente en enero del año siguiente, durante el banquete de bodas. Aunque no era la primera de las nuevas órdenes de caballería europeas (la moda había empezado años antes, en una suerte de fiebre colectiva entre la realeza europea, cautivada por el mundo de las novelas de caballerías) si que, con el paso del tiempo, ha llegado a ser una de las más representativas de aquel movimiento internacional. Ya solo por el doble hecho de hacer referencia a una imagen tan icónica como el Vellocino de Oro y ser, además, un producto típicamente borgoñón la historia de la Orden del Toisón tiene muchos puntos para robarle el corazón a cualquiera. Además, al convertirse en época moderna en uno de los símbolos más persistentes de la realeza católica por antonomasia, la hispánica, el Toisón (pese a la escisión de la Orden entre españoles y austríacos después de la Guerra de Sucesión Española de principios del XVIII) ha quedado entre los sectores más tradicionales – ese eufemismo elegante de “rancios” – del imaginario español como uno de los grandes símbolos de la institución monárquica patria. Continue reading

Posted in Historia Medieval. Tagged with , , , , .

La Pluma Salvaje de Robert E. Howard

Y allí llegó Conan, el cimmerio, el pelo negro, los ojos sombríos, la espada en la mano, un ladrón, un saqueador, un asesino, de gigantescas melancolías y gigantescos pesares, para pisotear con sus sandalias los enjoyados tronos de la Tierra.

Las Crónicas Nemedias, Robert E. Howard

La barbarie es el estado natural de la humanidad. La civilización es antinatural.; es un capricho de las circunstancias. Y la barbarie siempre triunfará al final.

Más Allá del Río Negro, Robert E. Howard

 

Continue reading

Posted in Literatura. Tagged with , , .

Biblias de piedra: lo real y lo ficticio en el románico.

Es por todos conocido que el saber en la Alta Edad Media era custodiado por unos pocos, bastante tenían los pobres campesinos con trabajar para cumplir con los impuestos marcados por el señor. La iglesia era la encargada de mostrarles lo que estaba permitido hacer y aquello que tendría el mayor de los castigos, y como esos pobres hombres y mujeres no sabían ni leer ni escribir qué mejor manera que enseñarles a través de las imágenes, porque ya sabemos lo que dicen: “una imagen vale más que mil palabras”. Así que aprovechando el espacio que brindaban las portadas de los templos románicos se desplegó todo un catálogo de figuras que estipulaban los pecados, los oficios, los pasajes de la Biblia, etc., y aquí es donde se empiezan a mezclar para nosotros la ficción y la realidad.

Está claro que la idea que preside la iconografía románica es la de separar el bien y el mal; pero al hombre no le basta con eso, y como somos seres curiosos por naturaleza no nos podemos quedar en lo simple y buscamos un significado más profundo. Con las escenas bíblicas el asunto es sencillo, una forma de explicar los pasajes más importantes de la Biblia a los hombres del siglo XII, pero la cosa se complica cuando empiezan a aparecer animales que jamás nos habíamos imaginado o figuras que se escapan a nuestro entendimiento. Debemos tener claro que de esos hombres del siglo XII nos separan más de ocho siglos, nuestra mentalidad es muy diferente, nuestra forma de concebir el mundo ha cambiado; nosotros somos una generación de palabras y hemos perdido ciertos códigos visuales, por lo que sólo podremos acercarnos superficialmente al significado de estas representaciones. Continue reading

Posted in Historia Medieval.

El oficio de historiador (elegía para una mónada)

(Entrada publicada originalmente el 2 de diciembre de 2015)

¿Qué es un historiador? Para algunos, ha de ser un científico dotado de herramientas de análisis rigurosas y objetivas. Para otros, una suerte de literato capaz de devolver a la vida con la fuerza de su pluma algunas escenas del pasado. Yo, en cambio, cada vez más me lo imagino como un niño que se entretiene con viejos juguetes rotos, tratando de usar la imaginación para dar sentido a unos fragmentos cuyo origen le resulta tan misterioso como fascinante.

Si quisiera resumirlo en una palabra diría que el historiador es, sobre todo, un lector. Y no vayamos a pensar que es éste un oficio cómodo: aunque algunos lo creerían una adquisición de los teóricos de la segunda mitad del siglo XX, ya los autores medievales sabían perfectamente que la obra literaria es un artefacto incompleto y abierto, que para cobrar un sentido pleno requiere de la interpretación cómplice del lector. Lo confiesa por ejemplo una narradora del siglo XII, María de Francia, en el prólogo a una deliciosa colección de cuentos que beben de la tradición oral de los bardos bretones y que ella supo convertir en historias caracterizadas por una delicada mezcla de ensueño, fragilidad y melancolía: los Lais. Continue reading

Posted in Historia Antigua, Historia Contemporánea, Historia Medieval, Historia Moderna, Literatura, Oficio de historiador.