Tag Archives: Edad Media

La Edad Media impertinente y los niños de París

(Entrada publicada originalmente el 29 de abril de 2015)

Una de las formas más primarias de definir la propia identidad es hacerlo por oposición. El gran relato de la Modernidad, del que seguimos siendo deudores, forjó su identidad a partir de dos enormes Otros. Sobre el espacio, consolidó el ya antiguo mito del Oriente, un lugar a la vez exótico y salvaje, opulento y temible, refinado y cruel. Un Oriente que iba creciendo conforme avanzaba la exploración europea del orbe, pues los tópicos y leyendas orientales, que en origen se referían sobre todo a Oriente Próximo y el mundo árabe, se iban aplicando a los nuevos territorios descubiertos (o redescubiertos): el África negra, América, la India, China, Japón, los Mares del Sur… Allí parecían hacerse realidad todas las fantasías occidentales, desde la nostalgia por la inocencia perdida (1) hasta el anhelo de una sexualidad desinhibida, desde las más perfectas utopías políticas hasta los despotismos más despiadados. Se diría que cualquier ensoñación, delirio o aberración tenía cabida en “Oriente”, a condición de que sirviese para manifestar la distancia que nos separaba de unas gentes que, mejores o peores, angélicas o demoníacas, desde luego no eran como nosotros.

Continue reading

Posted in Historia Medieval, Literatura, Tópicos históricos. Tagged with , , .

¿Señores feudales por el bien común?

A primera vista el título de esta entrada puede parecer un disparate, porque solemos situar a señores feudales y bien común en polos opuestos. En nuestro esquema general de las cosas del Medievo el señor feudal es sobre todo un noble que ejerce el poder de forma abusiva y violenta; el rey y el conjunto heterogéneo de instituciones religiosas que forman la Iglesia no se incluyen en la misma categoría, aunque deberían. En cambio, por bien común (ese al que tanto alude en sus discursos quien a día de ayer se postulaba a su investidura como Presidente del Gobierno en el Congreso de los Diputados) uno entiende el interés o bienestar general, que al menos en teoría debe prevalecer frente a los intereses privados.

Campesinos entregan el tributo a su señor (Austria, siglo XV). Fuente: Bildarchiv der Österreichischen Nationalbibliothek, Viena, vía Wikimedia Commons.

Campesinos entregan el tributo a su señor (Austria, siglo XV). Fuente: Bildarchiv der Österreichischen Nationalbibliothek, Viena, vía Wikimedia Commons.

De nuevo en nuestro esquema mental, el señor feudal es la personificación más depredadora del interés privado. ¿Pero qué sucede entonces cuando el interés general resulta estar en boca de un señor feudal de alto rango? En 1398 el señor de la villa costera catalana de Blanes, Bernat IV de Cabrera, conde de Modica en Sicilia, rechazó una determinada petición comunitaria porque, en último término, decía, podía constituir un “perjuicio para la cosa pública”. Continue reading

Posted in Historia Medieval. Tagged with , .

De los peligros del mar: Ballenas y navegantes despistados

La fascinación por lo desconocido es una de las constantes del ser humano. Allí donde no llega lo cotidiano se forja lo fantástico. Repasar los caminos del imaginario es una de las formas más bellas de aproximarse a la mentalidad de una época, de un grupo social o de un colectivo. Ya sea a través de las pinturas intuidas a media luz en el fondo de una cueva prehistórica, de los mitos antiguos y su pervivencia, de los misterios religiosos, de los miniaturas profusamente coloreadas de un manuscrito medieval o de los horrores cósmicos surgidos de la literatura de terror de principios del siglo XX, lo desconocido se nos presenta como un campo fecundo para la creación y la reflexión.

El mar ha sido siempre uno de los lugares preferidos para colocar lo exótico y lo monstruoso, basta recordar la Odisea para ver que el viaje por mar tenía siempre algo de inquietante, más aún si uno navegaba perdido hacia lo desconocido, donde cíclopes, sirenas y monstruos marinos entraban dentro, no ya de lo posible, sino de lo esperable en cualquier historia que se precie. Continue reading

Posted in Historia Medieval. Tagged with , , , .

Castilla desde el gallinero

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La materia épica y heroica ha dado forma a buena parte de nuestros relatos desde tiempos inmemoriales, y en ella encontramos el origen de nuestra identidad. No importa que se reescriba el pasado: en estas obras épicas, la reinvención pasa a convertirse en realidad verídica a través de un aparato espectacular –narrativo o escenográfico– por el que el “engaño” entra mejor.

A lo largo del siglo XVIII, el desarrollo de los efectos especiales teatrales asientan un nuevo género: la comedia de espectáculo. En estas representaciones, las aventuras fantásticas, las hazañas militares reales y las gestas épicas clásicas o medievales, conforman un “gazpacho” en el que los personajes vuelan, los enredos se suceden y los efectos mágicos asombran al público; la trama es lo de menos. Este es uno de los principales medios de entretenimiento para la sociedad popular del siglo XVIII: y al igual que actualmente el cine y las series de televisión constituyen nuestra principal fuente de entretenimiento, para el público dieciochesco el mágico Giges es el Green Lantern o el Harry Potter del momento, Marta la Romantina es toda una superheroína, Hernán Cortés es un luchador patriótico ideal como Mel Gibson en El patriota, y las campañas de Federico II de Prusia se llevan a las tablas al igual que Salvar al soldado Ryan representó el desembarco de Normandía. Continue reading

Posted in Historia Medieval, Historia Moderna, Literatura. Tagged with , , , , , .

¿Eran los Stark del mismo Bilbao?

La relación entre la literatura fantástica y la realidad histórica es, a veces, más estrecha de lo que podamos imaginar en un primer momento. Mundos como el creado por J.R.R. Tolkien, aun siendo una excelsa y poliédrica catedral de alta fantasía, ahonda sus cimientos en los profundos conocimientos que Tolkien tenía sobre la literatura nórdica e inglesa. De la misma manera, Canción de Hielo y Fuego, o Juego de Tronos, como se ha popularizado entre los seguidores televisivos de la saga, tampoco se ha creado en el vacío. En las siguientes líneas reflexionaremos sobre un detalle – ¡uno de tantos! – que nos permite relacionar el mundo de Poniente con la Edad Media europea sin apenas spoilers, aunque avisados estáis si queréis continuar. Continue reading

Posted in Historia Medieval. Tagged with , , , , .

Los tópicos históricos en el lenguaje

Lo que pensamos acerca de un período concreto de la Historia (la imagen o idea que tenemos de este, en definitiva) se refleja en el uso que damos a las palabras que hacen referencia al mismo, o bien que sitúan algo como característico de dicha época. Por ejemplo, no es nada raro que el adjetivo “cavernícola” sirva para calificar o aludir a ciertas actitudes propias de mentalidades consideradas primitivas, retrógradas, brutales. Sin embargo, ello no hace la más mínima justicia al perfil real, histórico, de los homínidos cazadores-recolectores del Paleolítico, a los que, en el siglo XIX, se bautizó precisamente con el nombre de “hombres de las cavernas”. (1) Algo muy similar a lo que sucede cuando alguien recurre a los términos “Edad Media”, “Medievo” o “medieval”.

Según la Real Academia Española de la Lengua, el significado del adjetivo “medieval” es el siguiente:

(Fuente: Real Academia Española)

A diferencia del de “cavernícola”, cuya segunda acepción recoge el hecho de que equivale coloquialmente a “retrógrado”, “medieval” no tiene en apariencia ningún valor despectivo. Simplemente alude a la etapa histórica que conocemos con el nombre de Edad Media, la definición de la cual, por cierto, no contiene ningún atisbo de desprecio. Pero en sus orígenes el término sí era peyorativo, puesto que se creó para dar nombre al período que iba entre la Antigüedad y el momento de su supuesto redescubrimiento. (2) Y la visión que se tiene de este período hoy en día no es tan aséptica, ni mucho menos, como la reflejada en el diccionario. Así, de un modo similar a lo que sucede con “cavernícola”, el adjetivo “medieval” suele usarse para evocar actos particularmente brutales o sanguinarios. Esto último se ve con mucha claridad en la cobertura que los medios están haciendo de las atrocidades cometidas en nombre del Estado Islámico. En agosto de 2014, por ejemplo, el diario The Daily Beast encabezaba la noticia sobre la decapitación de un periodista norteamericano con un titular que empezaba así: “Crueldad medieval en tiempos modernos”. (3) Meses más tarde, en enero de 2015, la popular publicación satírica El Jueves respondía al asalto al semanario francés Charlie Hebdo mediante el siguiente titular: “Armas del siglo XXI, cerebros medievales, ¡socorro!”. (4)

Desde luego, no puede decirse que la decapitación fuera una práctica exclusivamente medieval. En la Antigüedad, por ejemplo, era bastante común. Por otra parte, la expresión “cerebros medievales” presupone una mentalidad y un proceder brutales que, de entrada, no encajan con los de individuos como Alberto Magno, Tomás de Aquino o Ramon Llull (y ello por citar solo a algunos). De propina, permite también sostener la idea de atraso tecnológico, suficiente para justificar frases tales como “una tormenta solar y de vuelta al medievo”. (5) La afirmación es injusta, tanto si el redactor elige el término “Medievo” como si opta por sustituirlo por “Edad de Piedra”.

Crueldad “medieval”… en la Antigüedad. Perseo decapita a la Medusa, representada con forma de centauro. “Pithos” procedente de las Cícladas (Grecia), hacia 660 a.C., conservado en el Musée du Louvre (Autora: Marie-Lan Nguyen, 2007; Fuente: Wikimedia Commons, uso público).

La intención en la mayoría de casos aquí citados es muy clara, necesaria y, por supuesto, más que loable: denunciar actitudes y acciones repugnantes, y dejar bien claro que estas no tienen cabida en el modelo de sociedad occidental. No obstante, este uso de las palabras referentes a un período determinado de la Historia, más concretamente la Edad Media, trae a la luz otro problema, que no es otro que el de la concepción de una etapa del pasado basada, sobre todo, en tópicos. Esta idea o percepción del Medievo se sostiene sobre un conocimiento de la realidad histórica poco o nada sólido, y, lo que es peor, contribuye a perpetuar, a dar continuidad, a los clichés en los que se basa. Cambiarla es posible. Pero como con cualquier cambio, para acometerlo hace falta voluntad suficiente. Y, en demasiadas ocasiones, el ser humano da señales de no querer cambiar aquella imagen del pasado con la que ya se siente, a la vez, cómodo y satisfecho.


(1) Mónica Eguíluz Alonso et alii, «El hombre de las cavernas? Desmantelando un tópico». Estrat Crític: Revista d’Arqueologia, núm. 5:3 (2011), pp. 10-17. URL: http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=5010184

(2) Esta aclaración, absolutamente necesaria, ha sido introducida minutos después de la publicación de esta entrada.

(3) He aquí el titular completo: «Medieval Cruelty in Modern Times: ISIS Thugs Behead American Journalist». La información se publicó el 19 de agosto de 2014.

(4) Noticia publicada en el diario digital El Plural, el 13 de enero de 2015.

(5) Titular, de hecho, de una entrada del blog Inforadictos publicada el 28 de agosto de 2013.

Posted in Historia Medieval, Sin categoría, Tópicos históricos. Tagged with , , .