#PorUnRománicoAbierto

The following two tabs change content below.

Cristina Párbole Martín

Historiadora en la Fundación Santa María la Real. Creadora de "La Huella Románica" y difusora de todo lo que guarda este estilo artístico. En mis ratos libres investigo y defiendo los pequeños pueblos.

Seguro que conoces esa sensación en la que estás dando vueltas a un tema que te indigna y decides hacer algo para buscar soluciones e intentar que el problema sea menos problema. Eso me pasó el 14 de Julio, una tarde de verano en el monasterio de Santa María la Real de Aguilar de Campoo.

Mi lugar de trabajo es también el espacio donde estamos en contacto con los turistas que llegan a conocer el románico palentino. Somos una especie de puerta abierta al territorio, aconsejamos qué visitar y también somos el paño de lágrimas de esos visitantes que, descontentos, vuelcan su frustración en nosotros, pensando que somos los culpables de que el románico palentino que vendemos esté cerrado. Les entendemos y eso nos provoca tristeza y desazón, porque somos unos enamorados de nuestra tierra, porque sabemos todo el patrimonio que tenemos y nos da rabia la situación en la que se encuentra.

Todos estos sentimientos me animaron a crear la campaña #PorUnRománicoAbierto, una iniciativa que he lanzado motu proprio movida por la desidia que he visto que sufre nuestro románico palentino. Empecé mi andadura en el románico con 16 años, cuando mi abuela, a quien siempre recuerdo enseñando la ermita de Santa Cecilia de Vallespinoso de Aguilar, me pasó el testigo. Mis veranos fueron siempre entre los muros románicos de Santa Cecilia y con 24 años pasé de una ermita a un monasterio. Mi camino románico continúa a día de hoy. He ido aprendiendo, estudiando y valorando el inmenso tesoro que custodia nuestra montaña; he trabajado por transmitir a la gente su importancia, pero veo que la senda que otros antes que nosotros trazaron se va diluyendo sin que nadie haga nada.

Durante el tiempo que lleva activa la campaña #PorUnRománicoAbierto he leído comentarios de todo tipo, la mayor parte debo decir que de ánimo y agradecimiento, pero algunos quizás propios del desconocimiento.

No se pide que se abran las iglesias 24 horas al día, se pide que se establezca un horario real, con un programa de apertura más amplio que no se limite a una semana de julio y el mes de agosto. La Junta de Castilla y León y el Obispado de Palencia allá por el año 2004 iniciaron un programa de apertura de monumentos que en el año 2010 permitió que se abrieran 485 monumentos en un período que comprendía del 17 de Julio al 19 de septiembre. En el año 2019 hemos visto cómo se reducía drásticamente el tiempo de apertura. No sabemos en base a qué criterios han reducido el programa y no estaría de más que nos dieran una respuesta.

Tampoco se pide que las personas que las enseñan lo hagan de forma altruista, pido que ese trabajo se profesionalice, atrayendo a jóvenes preparados que quieren trabajar por y para el medio rural, y que se establezca una forma de visita a las iglesias controlada y explicada, la cual sabemos que funciona en otros territorios peninsulares.

Pedimos que se entienda que el patrimonio románico es uno de nuestros mayores recursos, como un factor fundamental para el desarrollo y crecimiento de un territorio asolado por la despoblación. Los turistas llegan, se hospedan, comen, compran y aunque vengan a ver románico también invierten su tiempo en ver otras cosas. A todos nos afecta que nuestro románico este cerrado, comerciantes, hosteleros, guías, etc. Todos somos parte del problema y de la solución.

Por favor señores, no nos vendan en las ferias realidades que no existen, no nos utilicen para sus intereses y visítennos más allá de las Edades del Hombre. Verán que nuestras iglesias se caen sin que nadie haga nada, verán que los templos se abren sin que nadie los vigile, escucharán las críticas de los que llegan para conocer el románico, verán el amor que sienten los vecinos por sus iglesias y comprobarán que somos muchos los que lejos de enfrentamientos queremos velar por nuestro patrimonio.

#PorUnRománicoAbierto ha unido a personas de toda España, ha puesto de manifiesto que se trata de un problema general, ha despertado el interés de la gente por el románico y ha traspasado fronteras llegando hasta Francia. Muchas personas nos han hecho llegar sus fotografías queriendo unirse a una campaña que consideran necesaria. La Iglesia, como propietaria de los edificios, y la Junta de Castilla y León son las que tienen que mover ficha y empezar a trabajar por un proyecto viable y que dé futuro a nuestro románico. Nosotros ya hemos hablado, les toca ahora a ellos actuar.

Lo confieso: #PorUnRománicoAbierto ha llegado hasta donde ni yo creía que iba a llegar. Ha superado mis expectativas y algo que surgió para mover conciencias ha generado un intenso debate. No nos callemos, sigamos luchando por aquello que es justo y al final estoy segura de que veremos resultados.

Como dijo Miguel de Unamuno y recoge el gran Peridis “Hasta una ruina puede ser una esperanza”. Puede ser que para muchos seamos ya ruinas pero nunca perderemos la esperanza.

Compartir es crecer. ¿A qué esperas?Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Cristina Párbole Martín

Historiadora en la Fundación Santa María la Real. Creadora de "La Huella Románica" y difusora de todo lo que guarda este estilo artístico. En mis ratos libres investigo y defiendo los pequeños pueblos.
Posted in Historia Medieval. Tagged with , .

One Response

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *